¿Cómo elegir el pixelado de una pantalla LED?

Escoger una pantalla LED no es una cuestión trivial. Con esta elección, no solo está en juego el éxito o el fracaso de la publicidad exterior (outdoor advertising) de un negocio, sino también la reputación  de la empresa y, en definitiva, de todo lo relacionado con el branding o imagen de marca. Para no comprometer estos aspectos, es imprescindible hacerse las siguientes preguntas: ¿cómo elegir el pixelado de una pantalla LED correctamente? ¿Qué hay que tener en cuenta para escoger el tipo de pantalla LED que dé respuesta a nuestras necesidades?

Para que siempre aciertes en la compra de tu pantalla LED o rótulos luminosos de LED, hoy te traemos nociones y aspectos que debes tener en mente. ¡Presta atención!

¿Qué son los píxeles y cómo se miden?

Antes de entrar en los consejos sobre cómo elegir el pixelado de una pantalla LED, es necesario saber qué son los píxeles. Para empezar, conviene destacar que la palabra píxel o pixel es el acrónimo del concepto en inglés picture element (‘elemento de imagen’) y consiste en la superficie homogénea más pequeña de todas las que componen una imagen, que se define por su brillo y color. Así, los píxeles son lo que hace posible la existencia de imágenes digitales de todo tipo, ya sean fotografías o fotogramas de vídeo.

Para visualizar los píxeles, basta con ampliar una imagen digital determinada hasta que apreciemos los pequeñísimos rectángulos de diversos colores que la componen (¡recuerda que todas las imágenes digitales están formadas como una matriz rectangular de píxeles!). 

Cada píxel en una pantalla LED se enciende con un determinado color para formar la imagen. Esta tonalidad se obtiene combinando los tres colores básicos o RGB, por sus siglas en inglés —esto es, rojo, verde y azul—, en diversas proporciones. Y esos colores, a su vez, se obtienen mezclando puntos de colores. Así, un píxel está formado por varios puntos. 

Tras estas aclaraciones, es importante que conozcas qué es el dot pitch. En este caso, se trata de la distancia diagonal entre dos puntos vecinos del mismo color (y que no son dos píxeles). Cuanto más pequeña sea esta distancia, mayor será la nitidez de la imagen, ya que esta determina el tamaño mínimo de un detalle que una pantalla LED puede ofrecer. Este deberá de ser, por lo menos, de 0,28 mm, si bien también puede medirse en puntos por pulgadas (ppp). En los países anglosajones, la unidad de medida son los dpi (dots per inch).

Así, la resolución de una pantalla LED de 800 x 600 será de 72 ppp, y en una de 1.024 x 768, de 93 ppp. ¿Y qué es la resolución? Básicamente, se trata del número de píxeles por pulgada que contiene (1 pulgada equivale a 2,54 cm). Por ejemplo, si tenemos un panel LED cuya resolución máxima es de 1.024 x 768 puntos, podrá mostrar hasta 768 líneas horizontales de 1.024 pixeles cada una. Cuanto mayor sea la densidad de píxeles por línea, mayor será la calidad de la imagen. Que haya muchos píxeles equivale a menos espacios vacíos entre píxel y píxel, por lo que la nitidez será mayor. 

¿Cómo escoger el pixelado adecuado de un monitor LED?

Para elegir una resolución de pantalla LED óptima, debes recordar que, mientras más puntos tenga este monitor LED, más calidad tendrá la imagen. Eso sí: cuanto mayor sea el número de píxeles, más cara será la pantalla. Por tanto, para encontrar el equilibrio ideal entre una buena visibilidad y un precio competitivo en el momento de comprar tu pantalla del LED, hay que tener muy claros los siguientes aspectos:

  • Ubicación del monitor —tanto si se trata de una pantalla LED de interior o de exterior— para determinar la protección que debe tener (antivandálica, antilluvia, etc.)
  • Altura de colocación de la pantalla LED y si va a poder acceder por detrás
  • Distancia mínima de visión

Con estas tres variables, podrás elegir las pantallas o los carteles luminosos de LED que más se ajusten a tu negocio. Por ejemplo, si el monitor posee una distancia de visión de más de 20 m, no tiene sentido adquirir una pantalla LED de alta resolución, ya que los destinatarios de la publicidad digital que emitas no podrán apreciar esta calidad. En cambio, deberemos invertir más en la calidad de visionado de la pantalla LED en el caso de que, debido la ubicación de esta, nos interese un visionado para una distancia de 3 m, por ejemplo.

Llegados a este punto, no está de más recordar que algunos usuarios y vendedores de pantallas LED creen erróneamente que, para visualizarlas bien, únicamente influye la distancia a la que se va a ver el monitor LED. Por eso, calculan el pixelado exclusivamente a partir de la distancia, obviando el tamaño del monitor. ¡Evita caer en la trampa!

Una regla de oro a la hora de elegir el pixelado de una pantalla LED es calcular el número de píxeles totales que tiene la pantalla que queramos adquirir, cantidad que nunca deberá ser inferior a los 30.000 píxeles.

El procedimiento es muy sencillo: por ejemplo, si queremos una pantalla de 3 x 1 m, pasaremos el tamaño a metros cuadrados, multiplicando la base por la altura. En este caso, tendríamos una pantalla LED de 3m2. A continuación, habría que buscar un pixelado que, multiplicando la cantidad de píxeles por m2, nos diera un valor igual o por encima de los 30.000 píxeles antes mencionados. 

Por ejemplo, multiplicaremos la superficie por el pixelado de 10 mm (equivalente a 10.000 píxeles/m2, según esta tabla para calcular los píxeles de una pantalla LED). Por lo tanto, 3 m2 x 10.000 píxeles/m2 = 30.000, por lo que alcanzaríamos la cantidad de píxeles mínima recomendada para la reproducción de imágenes y vídeos.

¿Aún tienes dudas acerca de cómo elegir el pixelado de una pantalla LED? Si es así, puedes ponerte en contacto con Visual Led sin compromiso, por teléfono, correo electrónico o bien rellenando nuestro formulario. Un equipo de expertos con experiencia en el mercado desde 2003 y con presencia en más de una treintena de países te orientará para que la compra de tu pantalla LED sea un acierto. Asimismo, también puedes utilizar nuestra calculadora de precios de pantallas LED para obtener un presupuesto aproximado al instante.

¡Te esperamos!

Artículos Relacionados